domingo, 19 de febrero de 2017

De recuerdos, sueños raros y cosas paranormales.

Posibles recuerdos falsos, sueños confusos, interpretaciones y un bloqueo de memoria, sin duda el cerebro humano es fascinante... o también suceden cosas fascinantes que no comprendemos del todo.

Saludo a aquél que se pase por aquí por algún motivo, pues en esta ocasión escribiré de algunas cosas que habré hablado con algunas amistades, mas no recuerdo si llegué a escribir de ellas antes. Intentaré escribir estos eventos en orden cronológico siempre aclarando que mis evaluaciones psicológicas han salido aceptables.

Muerte y despertar 

Es uno de los primeros sueños que recuerdo. Mi edad aproximada era de 7 u 8 años en mi línea temporal mental. Me encontraba buscando "algo", de alguna manera sabía que eso que buscaba estaba relacionado con un "final" y un "comienzo", pero no tenía en claro qué era lo que estaba pasando.

Estaba en uno de los pasillos de mi casa, no había nadie más (o eso pensaba yo), estaba atardeciendo y necesitaba seguir buscando, aunque parte de mí sabía que había un lugar que no había inspeccionado, o bien que tenía miedo de revisar por saber que ahí se encontraba un elemento clave en mi búsqueda.

Entré a una habitación donde por aquellos años dormía (en la vida real). Se encontraba la litera donde descansaba regularmente y en esa cama de arriba se encontraba un ataúd, y yo sabía quién se encontraba dentro.

Me armé de valor y sentí una tristeza moderada. El ataúd tenía esa división donde uno puede abrir únicamente la parte que descubre el rostro del difunto, así que sabiendo lo que me encontraría decidí mirar dentro: Era yo.

Ese "yo" que se encontraba descansando reaccionó cuando abrí esa parte del ataúd, por unos segundos despertó y empezó a mirar asustado a todas partes, con problemas para respirar y aparentemente en sus últimos momentos de vida, pues sólo pasaron unos instantes y volvió a dejar de vivir.

Esa tristeza me invadía y entendí que algo había terminado, pero no comprendía del todo el "qué", sólo sabía que ese algo tenía que suceder.

Regresé al pasillo en el que me encontraba antes y escuché un ruido, pero no pude identificar de dónde provenía, de nuevo sabía que sólo nos encontrábamos mi "otro yo" y yo mismo... Pero no podría ser, cierto?, ese "otro yo" ya se había ido.

Mis piernas no respondían, no sabía lo que pasaba, mi cuerpo se sintió pesado y me di cuenta en ese momento que estaba siendo atacado por ese "otro yo", quien me dejó sin energía tirado en el suelo mientras se iba de la casa, poco a poco todo se vuelve negro mientras perdía la consciencia, el sueño termina.

-La chica del anillo verde-

Es una especie de continuación del sueño anterior, o al menos así lo he entendido durante todo este tiempo.

Este sueño lo ubico aproximadamente entre mis 7 y 9 años y lo mantengo en memoria desde que tengo consciencia (que tampoco es que sea mucho tiempo).

Desperté tirado en el suelo, justo en el mismo lugar donde me había quedado después del ataque del otro sueño, pero la casa era distinta: Había cuartos que en ese momento aún no existían y que ahora sí, había cosas acomodadas de manera que hasta hace poco existieron.
 
Me sentía "más grande" de lo que era en ese entonces, ahora a mis 25 años creo que me encuentro en la edad aproximada en la que me veía representado en aquél sueño.
 
Sentí una melancolía bastante fuerte, era como si me hubiesen quitado algo con lo que había vivido durante años, aunque no tenía sentido pues no llegaba ni a los 10 años, pero en el sueño sentía que había vivido bastante más.
 
Tal vez no era un "algo", tal vez era un "alguien", un alguien con quien ya no contaba y diversos momentos con esa persona que se habían eliminado de un momento a otro, parecía mucho para procesar por un momento.
 
Necesitaba encontrar a esa persona, sabía que había una manera de reunirme con ella aunque también sentía que "aún no era el momento" por alguna razón.
 
Debía moverme y rápido. Recuperé la sensación de poder moverme y me levanté del suelo, el momento se acercaba.
 
Salí al patio, el sol estaba por meterse cubriendo todo de una escena naranja; estaba a punto de suceder.
 
De pronto, en el patio empezó a surgir una niebla de color verde que se elevaba a unos cuantos centímetros del suelo, fue ahí donde "comprendí" que una reunión importante se acercaba, por fin vería a esta persona.
 
Corrí hacia una parte específica del patio y vi un resplandor verde (aparentemente este color fue bastante significativo en dicho sueño) del cual salió una persona cuyo rostro no pude ver en ningún momento, pero sabía "quién" era.

Esta persona era una mujer, cabello largo, su rostro cubierto. Al verla tuve la sensación de encontrarme con aquella persona con la que había compartido varios momentos y a quién buscaba.

Recuerdo que me dio un abrazo bastante fuerte, fueron sólo unos segundos. Se separó pero no sin mostrarme un anillo color verde, me lo entregó y acepté que era el momento de partir pues como mencioné antes "aún no era el momento". Se alejó de mí unos cuantos pasos y se desvaneció en aquél resplandor verde que volvió a aparecer. El sueño terminó.


-La Esfera de Colores-

Este no lo tengo clasificado como sueño en sí, lo tengo como recuerdo aunque sería "imposible" que haya pasado así como tal. En mi cronología mental lo tengo como lo más cercano a mis 12 años, como el inicio de mi consciencia actual, por lo que creo es bastante significativo.

Me encontraba a punto de dormir en la sala, me di cuenta que no había puesto una de las cortinas en la ventana y se veía directamente al árbol que se encuentra en el patio, al cual miré fijamente por unos segundos.

De pronto, por la ventana se empezó a notar un resplandor, una fuente de luz se acercaba. Conforme pasaban los segundos la fuente de luz se mostraba ante mis ojos: Se trataba de una espera de colores, como si tuviese pequeños focos de todos los colores alrededor.

Recuerdo haber revisado si me encontraba despierto, todo se sentía como si fuese real. Esa esfera entonces entró por la ventana, se acercó lentamente.

Se dirigió a mi frente y desapareció, fue como si hubiese entrado en mi cabeza, entonces sentí como si recibiera una fuerte descarga eléctrica en el cerebro por varios segundos. El recuerdo termina.

________________________________________________________________________________



Hay otro elemento que vivo de vez en cuando, unos sueños bastante peculiares de los que hablaré en otra situación, esta vez quise enfocarme en el pasado, pues lo otro es un tema a parte en sí mismo.

El cerebro puede darnos malas jugadas, interpretar, modificar, bloquear, hacer cosas impresionantes, pero cierto es también que nos encontramos ante fenómenos que no comprendemos en diversas ocasiones.

¿Fueron esos recuerdos modificados o interpretaciones de algo completamente distinto?, posiblemente, pero yo los recuerdo así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario